El sexo y COVID

ACTUALIZADA 17 de octubre de 2022

La pandemia de COVID aún no ha terminado, por lo que es importante estar al tanto de cómo protegerte a sí mismo y a tu comunidad. El acceso a pruebas gratuitas, vacunas, y nuevos tratamientos ha hecho una gran diferencia en cuanto a la prevención de nuevas infecciones de COVID y resultados serios. Mientras que algunas personas no tienen síntomas o tan solo unos muy leves y se recuperan en varios días, otras pueden experimentar problemas de salud mucho más graves, que pueden durar mucho tiempo (como la COVID persistente).

Continúan surgiendo nuevas variantes de COVID, y nadie sabe qué nuevas cepas más infecciosas podrían surgir en el futuro.

Esto es lo importante que debes de recordar para protegerte a ti y a los demás:

  1. Vacúnate, y obtenga una dosis de refuerzo. Para programar una cita, visita vacunas.gov. Las vacunas son seguras y eficaces. Las recomendaciones para las vacunas de refuerzo cambian a menudo, pero esta es la información más actualizada de los CDC. Las vacunas y los refuerzos no siempre lo protegen de infecciones, pero son muy efectivos para reducir los síntomas, las hospitalizaciones y la muerte.
  2. Hazte las pruebas. Las pruebas son particularmente importantes si tienes cualquier síntoma, si has tenido alguna exposición a alguien que ha dado positivo, o antes de asistir a un evento con mucha gente. Busca donde puedes hacerte la prueba en COVIDtests.gov. Aquí puedes encontrar sitios de pruebas en persona en tu zona. Muchas farmacias ofrecen pruebas y las compañías de seguros cubrirán el costo. Las pruebas gratuitas están disponibles en muchos lugares del país.
  3. Puedes reducir el riesgo usando un cubrebocas cuando estás en el exterior con personas, especialmente cuando está adentro con otras personas. ​​Si bien muchos lugares ya no los requieren, brindan protección adicional contra el COVID. Las mascarillas más efectivas son las mascarillas N-95 o KN-95, que se pueden encontrar en muchas farmacias y en línea. Las mascarillas de tela solas no proporcionan tanta protección. Descubre cómo actualizar tus mascarillas aquí.
  4. Limitar el contacto con los demás también es una buena manera de reducir el riesgo. Cuando tengas que salir, trata de reducir el número de personas que te rodean, especialmente en interiores.
  5. Si da positivo por COVID o tiene síntomas, aíslate hasta que puedas hacerte una prueba de PCR. Las pruebas rápidas caseras no detectan las variantes más recientes de COVID, así que asegurate de comunicarte con un proveedor de atención médica para obtener una prueba de PCR.
  6. Si tu prueba de COVID dio positivo y es más probable que te enfermes gravemente (especialmente si eres persona inmunocomprometida, discapacitada o mayor), hay tratamientos disponibles que pueden reducir tus posibilidades de hospitalización y muerte. El tratamiento debe iniciarse unos días después de que se presenten los primeros síntomas para que sea eficaz. Encuentra un lugar que ofrezca pruebas y tratamiento o una farmacia donde pueda recibir tu receta.
  7. No te culpes si aún te contagias de COVID. Mientras que las vacunas, las de refuerzo, las mascarillas y la reducción del contacto con los demás reducirán perceptiblemente el riesgo, no son 100% perfectas. Usando algunas o todas las estrategies, aún estás poniendo todo de tu parte para proteger a los demás en tu comunidad.
  8. Si actualmente tienes COVID o tienes síntomas de COVID persistente, busca ayuda. Mira estos grupos de apoyo para más recursos acerca de cómo tratar los síntomas y otros problemas de salud relacionadas con COVID.
  9. Puedes contraer COVID más de una vez. Sigue usando mascarillas, obten refuerzos actualizados y sigue la guía a continuación para mantenerte más seguro.

Llega nueva información con frecuencia, así que sugerimos que vuelvas a visitar el sitio web de los CDC para las últimas recomendaciones. Hemos hecho frente a muchos desafíos como comunidad. Podemos superar este también.

Lee la siguiente información acerca del sexo seguro durante la pandemia de COVID en curso.

  • Puedes contraer la COVID de una persona que la tiene, y especialmente al estar físicamente cerca de esa persona.
  • El virus se transmite más comúnmente por el aire a través de gotitas o partículas producidas cuando una persona con COVID-19 tose, estornuda, habla, o canta (aún si no tiene síntomas). Es por eso que las máscaras y la ventilación en interiores son formas efectivas de evitar que las personas transmitan el COVID.
  • Vacunarse y reforzarse, así como usar mascarillas mientras se está muy cerca de los demás, son las formas más efectivas de prevenir la transmisión.

Ten una conversación sincera con tus parejas sexuales, compañeres/as/os de casa, clientes de trabajo sexual, y otros contactos cercanos acerca de exposiciones importantes que hayan podido tener.

  • Las personas pueden ser asintomáticas y aún ser persona contagiosa.
  • Avísales a tus parejas si te diagnostican con el COVID.
    • Si das positivo para COVID, diles a tus parejas sexuales y compañeres/as/os de casa directamente o a través de TellYourContacts.org.
  • ¡Haz preguntas a tus contactos cercanos!
    • ¿Se han vacunado – y han pasado más de dos semanas desde que se vacunaron?
    • ¿Han tenido las vacunas de refuerzo más reciente?
    • ¿Han sido recientemente diagnosticados con COVID? Las personas que se han recuperado de la COVID en por lo menos 10 días desde que comenzaron sus síntomas probablemente ya no son contagiosas.
    • ¿Se han expuesto a alguien con la COVID en los últimos diez días?
    • ¿Se han hecho la prueba recientemente?
    • ¿Están en riesgo alto de complicaciones de la COVID-19?
    • ¿Han tenido algún síntoma de COVID-19 desde su vacuna?

La mejor manera de protegerte contra la COVID es vacunarte y reforzarte. Asegurarte de que tu pareja está vacunada también es importante: eso les da a los dos la máxima protección. Para encontrar una vacuna cerca de ti, visita vacunas.gov o los sitios web del departamento de salud local o de tu estado.

Aún te puedes infectar con COVID aunque te hayas vacunado, pero eso no significa que las vacunas no funcionen. Las vacunas son muy eficaces a la hora de protegerte de enfermarte gravemente. Muy pocas personas que ya se han vacunado y se han vuelto a infectar tienen que ir al hospital. La gran mayoría de los pacientes con COVID en los hospitales nunca se vacunó. Según los datos de los CDC, las personas no vacunadas tienen 4.5 veces más probabilidad de contraer el COVID, y 11 veces más probabilidad de morir de su infección que aquellas que están vacunadas.

Muchas personas que se vuelven a infectar no tienen síntomas y cuando sí los tienen, pueden ser relativamente de menor importancia. Algunas personas, sin embargo, pueden experimentar una cantidad de complicaciones de salud graves, incluyendo “neblina cerebral” y fatiga. Esto es lo que se conoce como COVID persistente. Casi una de cada cinco personas en los EE. UU. que han tenido COVID desarrollaron COVID persistente

Las personas no vacunadas y las vacunadas pueden transmitir el COVID a los demás. Se espera que las personas que tienen síntomas tengan más probabilidad de transmitir el COVID que las personas que no.

Si estás severamente inmunocomprometido, aún debes vacunarte. Puedes ser elegible para EVUSHELD, un medicamento administrado por un proveedor de atención médica cada seis meses para ayudar a prevenir que contraigas COVID. Para más información, haz clic aquí.

Si tú y tu pareja se han vacunado, el riesgo de infectarse mutuamente es menor, pero aún es posible. Para reducir el riesgo, aquí tienes unas sugerencias:

  • Usa apps, videos y mensajes de texto para seguir conociendo gente – sin conocerse en persona. Puedes incluso hablar por teléfono a la antigua. Usa este tiempo para coquetear o conocer mejor a una persona y reunirse en persona más tarde, particularmente si hay órdenes de quedarse en casa o de confinamiento en vigor donde vives.
  • Ten relaciones sexuales solamente con personas cercanas a ti. Tú eres tu pareja sexual más segura. La masturbación no transmitirá la COVID-19, especialmente si te lavas las manos (y los juguetes sexuales compartidos) con jabón y agua durante por lo menos 20 segundos antes y después del sexo.
  • La siguiente pareja sexual más segura es alguien con quien vives. Tener contacto cercano – incluyendo sexo – con solo un círculo reducido de personas ayuda a prevenir la transmisión de la COVID-19. Cuantas menos personas estén físicamente cerca de ti, mejor.
  • Si tienes relaciones sexuales con personas aparte de las que viven en tu casa, ten cuantas menos parejas posible y escoge parejas de confianza.
  • Si sí decides tener sexo fuera de tu círculo de contactos o un encuentro sexual:
    • Obsérvate muy de cerca para ver si tienes síntomas.
    • Contempla hacerte una prueba para ver si tienes COVID-19 con mayor frecuencia (mensualmente o en un plazo de cinco o siete días antes de un encuentro sexual). Busca en línea o llama a tu departamento de salud o proveedor/a médico/a para saber dónde puedes hacerte la prueba.
    • Toma precauciones adicionales si eres una persona con mayor riesgo de enfermarte severamente o si tienes sexo con alguien de mayor riesto. Esto incluye a las personas mayores de 65 años de edad o aquellas con condiciones médicas graves. Las condiciones médicas incluyen enfermedad pulmonar, asma moderada o grave, enfermedad cardíaca, diabetes, obesidad, enfermedad renal, enfermedad hepática, cáncer o un sistema inmunológico debilitado (por ejemplo, tener VIH no suprimido o un recuento de CD4 bajo).
    • Usa una mascarilla y lávate las maños para minimizar el riesgo a los demás.
  • Ten menos parejas. Tú y tu(s) pareja(s) pueden crear una ‘burbuja’ exclusiva en la que acuerdan solo tener sexo entre ustedes por el momento y mantenerse en comunicación acerca de su exposición a la COVID-19.
  • Es muy difícil determinar si todas las personas han sido vacunadas en un entorno grupal, incluso en fiestas o clubes sexuales. Pregúntele al organizador de la fiesta si tiene reglas sobre la vacunación o la prueba de COVID, así como los requisitos de vacunación contra la viruela símica o del mono.
  • Si normalmente conoces a tus parejas sexuales en línea o te ganas la vida con el sexo, contempla tomar una pausa de citas en persona. Las citas por video, el sexteo, las plataformas de fans basadas en la suscripción, “las fiestas por Zoom” o salas de chat pueden ser opciones para ti.
  • Ten relaciones sexuales solo con parejas con consentimiento. Para aprender más acerca del consentimiento, haz clic aquí.
  • Hazte las pruebas para las ITS regularmente, y si eres una persona no infectada de VIH o no sabes, asegúrate de hacerte la prueba para ver si tienes VIH también. Ve a GetTested.CDC.gov para obtener un directorio de sitios de pruebas gratis cerca de ti. En algunos estados, es posible que puedas conseguir que te envíen una prueba gratis a tu casa, al visitar TakeMeHome.org.

Ten cuidado durante el sexo, especialmente si las personas no están vacunadas:

  • Besarse puede transmitir fácilmente la COVID-19. Evita besar a cualquier persona que no es parte de tu círculo pequeño de contactos cercanos; lo ideal sería solo besar a las personas que viven en tu casa.
  • Es posible que lamer el ano (el contacto de boca a ano) transmita la COVID-19. El virus en las heces te puede entrar en la boca y puede conducir a la infección.
  • Usa un cubrebocas o mascarilla. A lo mejor es lo tuyo, a lo mejor no. Pero durante la COVID-19, usar un cubrebocas que cubra la nariz y la boca es una buena manera de agregar una capa de protección durante el sexo. La respiración fuerte y el jadeo pueden transmitir el virus aún más, y si tú o tu pareja tienen la COVID-19 y no lo saben, una mascarilla puede ayudar a evitar el contagio. Para más información acerca de cómo llevar las mascarillas correctamente, haz clic aquí.
    • Si quieres quitarte el cubrebocas con tu pareja, puedes reducir el riesgo de contraer o transmitir COVID al hacer lo siguiente: 1. Asegúrense de estar vacunades/as/os además de tener la vacuna de refuerzo. 2. Háganse la prueba rápida antes (y después). 3. Asegúrense de que aceptan estar sin cubrebocas.
    • Si une/a/o de ustedes está en riesgo de complicaciones por COVID debido a problemas de salud (como VIH no tratado o estar inmunodeprimido), es mejor quedarse con los cubrebocas puestos sin importar el estado de vacunación.
    • Si no están vacunades/as/os, ambas personas deben usar los cubrebocas.
  • Haz que sea un poco fetichista. Usa la creatividad con las posiciones sexuales y las barreras físicas, como los glory holes, que permiten el contacto sexual mientras evitan el contacto de cara a cara cercano.
  • Mastúrbense juntes/as/os. Mantenerse a seis pies de distancia y usar cubrebocas reduce el riesgo.
  • Los condones y barreras bucales de látex pueden reducir el contacto con la saliva, el semen o las heces durante el sexo oral o anal. Haz clic aquí para saber cómo conseguir condones gratis.
  • Lavarse antes y después del sexo es más importante que nunca.
    • Lava las manos con agua y jabón por 20 segundos por lo menos.
    • Lava los juguetes sexuales con agua tibia y jabón.
    • Desinfecta los teclados y pantallas táctiles que compartes con los demás.
  • Si no te sientes bien, o incluso empiezas a no sentirte bien, evita besar, tener sexo o tener cualquier contacto cercano con los demás. Puedes encontrar una lista de síntomas en el sitio web de los CDC.
  • Si te has expuesto a alguien con COVID-19, evita el contacto estrecho con cualquier persona que no sea de las personas que viven en tu casa y sigue las pautas de cómo evitar la exposición a los demás. Las personas expuestas a la COVID-19 deben hacerse la prueba usando una prueba de hisopo o de saliva para ver si tienen el virus.
  • Si tú o tu pareja tienen una condición médica que puede conducir a una enfermedad grave de COVID-19, puede que también contemplen tomar precauciones adicionales o saltarse el sexo.
  1. Si tienes síntomas, incluso si no te has hecho una prueba.
  2. Si has sido vacunado, debe aislarse si das positivo.
  3. Si te has expuesto a la COVID y no te has vacunado, ya no se requiere aislamiento, pero asegúrate de hacerte la prueba.

Quédate en casa, controla tu salud, y sigue las instrucciones del departamento de salud estatal o local. Habla con tus parejas y otros contactos cercanos acerca de tu plan para acabar con el aislamiento. Aislarse previene la propagación de COVID que puede ocurrir antes de que sepas si tiene o no COVID. Preparate para el aislamiento aquí.

 

Hay diferentes tipos de pruebas de COVID-19:

  • Las pruebas para realizar en casa (pruebas de antígenos) se venden en las farmacias y también están disponibles gratis en sitios de pruebas locales de la comunidad y en COVIDtests.gov.
  • Pruebas PCR, son más exactas pero hay que ir a una clínica para hacérselas. Normalmente están disponibles gratuitamente también.

Es una buena idea hacerte la prueba antes de conocer a gente nueva, particularmente si estás en un grupo; si tienes algún síntoma; o después de haber estado expuesto/a a alguien con COVID. Para más información acerca de las pruebas, haz clic aquí.

Hazte las pruebas para el VIH y las ITS regularmente también. Visita GetTested.CDC.gov para encontrar el lugar más cercano donde hacerte una prueba. En algunos estados, es posible que puedas conseguir que te envíen una prueba gratis a tu casa, al visitar TakeMeHome.org.

Es mejor que continúes tu rutina normal de PrEP durante la crisis del coronavirus. Si tomas PrEP a diario, seguir este régimen hará más fácil volver a tu vida sexual una vez que se haya levantado la orden de confinamiento. Tomar PrEP diariamente es eficaz y seguro.

Si eres célibe durante una orden confinamiento en casa, habla con tu proveedor/a de PrEP para orientación.

Si ya tomas PrEP 2-1-1 (y has tenido asesoramiento sobre cómo hacer esto de manera exacta y segura), simplemente continúa tomando PrEP como de costumbre.

Si al final decides dejar de tomar PrEP, hay maneras de hacerlo de forma segura. Primero, contacta con tu proveedor/a de atención médica de PrEP y dile que te gustaría dejar de tomar PrEP. Sigue sus indicaciones en cuanto a cómo dejar PrEP – te aconsejará sobre el número de días que debes continuar tomando PrEP después de tu último encuentro sexual.

Si dejas de tomar PrEP, tendrás que contactar con tu proveedor/a de atención médica y hacerte una prueba del VIH antes de volver a tomar PrEP.

Cambiar a PrEP 2-1-1

Si te interesa cambiar a tomar PrEP en base a 2-1-1, habla de esta opción con tu proveedor/a de PrEP y asegúrate de que entiendes cómo funciona el 2-1-1. La PrEP 2-1-1 solo es eficaz para las personas que tienen sexo anal. No es efectiva para las personas que tienen relaciones sexuales vaginales o en agujero delantero de forma receptiva. Además, en este momento, mientras que hay evidencia de que Truvada es eficaz cuando se toma en forma 2-1-1, no hay suficiente evidencia para apoyar la dosificación 2-1-1 con Descovy. [Aprende más sobre la PrEP 2-1-1.]

Pide que se te entreguen tus medicamentos en casa

Si prefieres no salir de casa, muchas farmacias, como Walgreens y CVS, no están cobrando costos de envío. Las farmacias de venta por correo también pueden enviar tu medicamento directamente a tu casa. Asegúrate de revisar el número de píldoras que te quedan, y haz el pedido temprano, ya que los envíos gratis pueden llevar varios días en llegarte.

Consulta con tu médico de atención primaria para ver si tus medicamentos contra el VIH se pueden enviar.

  • Reserva tiempo de calidad para ti (y para tu pareja). Muchos estamos pasando largos ratos con compañeres/as/os de casa, así que aparta tiempo para ti para hacer las cosas que te encantan, como leer, pasear o tan solo mirar tu programa favorito de televisión. Si tienes pareja, es importante evaluar como van las cosas mutuamente , y pasar tiempo de calidad juntes/as/os, aunque sea virtualmente.
  • Si estás en una relación abusiva y bajo órdenes de confinamiento en casa, estos recursos pueden serte útiles. Para apoyo y asesoramiento, puedes chatear en vivo con la línea directa de Violencia Doméstica Nacional o llamar al 1-800-799-7233.
  • VIH: Usar condones, tomar PrEP, y tener una carga viral indetectable ayudará a prevenir el VIH. Para más información, haz clic aquí.
  • Otras ITS: Usar condones ayuda a prevenir otras ITS. Para más información acerca de las ITS, haz clic aquí.
  • El embarazo: Los servicios de salud reproductiva – así como los servicios de fertilidad, atención prenatal y controles de cáncer – pueden que estén cubiertos por tu compañía de seguros. Es posible que los proveedores te puedan ayudar sin una visita en persona. Planned Parenthood también proporciona muchos servicios. Para más información, haz clic aquí.
  • Hazte la prueba para las ITS regularmente, incluyendo el VIH. Para encontrar un sitio de pruebas cerca de ti, visita GetTested.CDC.gov.